Fredy Massad: Debate final

 P: ¿Desde tu punto de vista, cuál es el límite entre hacer buena arquitectura y hacer una arquitectura de “show”?

R: Todo edificio está bien siempre que funcione y sea útil para la población, sin embargo hay algunos edificios que cuando adquieren la repercusión mediática, todo y ser buenos, empeoran. El  “show” solo funciona cuando pasa a formar parte de la ciudad y la gente lo utiliza.

 La reciente historia de la arquitectura moderna se puede resumir en unas breves palabras: espectáculo, arquitecto estrella, emblemático y sostenible y se corresponde a lo que algunos críticos de la arquitectura denominan la “fiesta” arquitectónica. Pero por culpa de la crisis, nuevos problemas han aflorado y esta “fiesta” se ha terminado, llevando a la luz muchos fallos de la arquitectura de las estrellas surgiendo así algunas preguntas entre otras: “esto quien lo paga?”. Algunos ejemplos de las repercusiones que tiene la crisis en la arquitectura seria, sin ir muy lejos, en España, la ciudad de la justicia o el centro internacional de convenciones en Madrid. La arquitectura que antes denominábamos “arquitectura estrella” como las obras de Gehry, Koolhaas, Foster, Calatrava entre muchos otros ha de dejarse atrás para encontrar una nueva fuente de inspiración arquitectónica que sin ser tan espectacular, sea más funcional.

El mundo ya no necesita estrellas, sino ejemplos y el futuro será definido por voces nuevas de todo el mundo, no solo de occidente. Hemos de confiar en los jóvenes que entienden los nuevos retos y que son capaces de dar soluciones.

http://blogs.elpais.com/del-tirador-a-la-ciudad/2010/06/pero-hubo-alguna-vez-arquitectos-estrella.html

 

 

 

 

 

P: ¿Qué te parece  la contradicción que existe en las nuevas ciudades, denominadas, huella de carbono cero, como la ciudad de Foster en Abu Dhabi que se están construyendo en pagadas con “petrodólares”?

Abu Dhabi, el mayor de los Emiratos Árabes y uno de los mayores productores de petróleo del mundo, planea invertir 15.000 millones de dólares en la primera fase de una iniciativa para desarrollar energía verde y construir la planta eléctrica de hidrógeno más grande del mundo y la primera libre de carbono.

El dinero irá a parar a infraestructuras, proyectos de energía renovable como una planta solar, y mano de obra, todo ello para colocar a Abu Dhabi como el líder en el mercado de la energía limpia.

El proyecto incluye planes para empezar a construir una ciudad con emisiones de carbono cero y residuos cero de hasta 15.000 residentes en el desierto en el primer cuarto de este año. A largo plazo, el proyecto albergará a 50.000 personas.

 R: Es una urbanización para una clase pudiente que quiere vivir en la supuesta ciudad sostenible. Yo creo que lo que plantea Foster, está muy lejos del concepto de sostenibilidad. La ciudad de Foster me parece totalmente insostenible desde el punto de vista de que la están montando en el desierto, si es un lugar donde la gente no puede vivir, o puede vivir muy poca gente, es un lugar muy difícil. No creo tanto que el problema sea el tema del dinero en sí, sino que “se intenta vender los pseudosostenible  por sostenible, para que lo que realmente tiene que ser sostenible, que es la ciudad real, no lo sea”. Es vendernos un mundo artificial donde una cierta gente va a vivir en un mundo con cero huella de carbono. “Pero esto no es creíble. Más que una ciudad es una urbanización para ricos que quiere vivir en la supuesta sostenibilidad”.

La ciudad es otra cosa, cuando uno ve las imágenes de eso no tiene ni voluntad de ser una ciudad sostenible, es un invento para una cierta clase social enriquecida de los países del Golfo, que no está teorizando sobre la sostenibilidad. Aquí es dónde encuentra el gran problema, en que es que es una mentira o, una verdad a medias, repetida muchas veces terminará transformándose en una gran verdad. Sería interesante que un equipo de esta rama nos dijera si realmente esta ciudad tiene una huella cero, y si la tiene, ¿es tan importante?

 

P: Has empezado hablando de la crítica superficial en los medios. Así como en la vida cotidiana se critica la forma de vestir, la forma de ser, etc. ¿Crees que debe haber un cambio en las publicaciones en el ámbito de la docencia?  

R: Yo creo que sí, pero tampoco es cuestión de censurar a nadie. Aunque creo que hay medios tecnológicos suficientes para cambiar. La arquitectura se convierte en marketing, yo creo que las revistas solo publican lo que vende. Antes nos quejábamos de que no podíamos hacer nada con pequeños presupuestos, pero en realidad eso no es cierto, se puede hacer buena arquitectura con un bajo presupuesto.
Hemos de olvidar la arquitectura de “Hollywood” con altos presupuestos y mediática para pasar a un punto intermedio de reflexión de la arquitectura que aún está por descubrir sin llegar a la arquitectura “chabolista” que por ejemplo propone Alejandro Aravena. Este arquitecto chileno construye para los pobres, y busca recetas pero también se promociona como el constructor de un mundo social, se define como un arquitecto social.

Proyecto quinta Monroy, Iquique (Chile), arquitecto: Alejandro Aravena. Consiste en 93 viviendas a medio hacer en las que el propietario se las acaba autoconstruyendo.

Advertisements

Deixa un comentari

Filed under Foros 2012

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s